lunes, 2 de agosto de 2010

Arte e historia


El ciclo de cine “Szabó, arte e historia”, culminó el martes 29 en Casa de los Pérez Meza. Los asistentes disfrutaron la famosa trilogía de István Szabó integrada por las películas Mefisto, El Coronel Redl y Hanussen el adivino, además del film El Invencible de Werner Herzog.


Para los asistentes el tema central fueron las máscaras que usas para pertenecer a la sociedad, y cómo el poder las aprovecha. El actor Hendrik Höfgen manejado por el nazismo como vocero intelectual y marioneta política. El Coronel Redl usado como chivo expiatorio por el Imperio Austro Húngaro. El mago Hanussen, obligado a predecir acontecimientos políticos después de augurar el triunfo de Hitler.


Los dilemas existenciales que crea el confrontar las propias convicciones con el entorno político fueron otro motivo recurrente que atrapó la atención de los espectadores: Höfgen defendiendo la pureza del arte e interpretando a Goethe en ambientes totalitarios. El Coronel Redl negando su origen, su homosexualismo y sus ambiciones para colocarse en la Monarquía. Hannussen, intentando ser apolítico en un medio controlado por el nazismo.
En las tres películas destaca la actuación de Klaus María Brandauer (talentoso, irresponsable y complejo en Mefisto; reprimido y acomplejado en El Coronel Redl; íntegro e ingenuo en Hanussen), y los ambientes creados por la fotografía de Lajos Koltai. No se puede dejar de mencionar la calidad de la película con que culminó este ciclo del mes de julio (El Invencible, de Werner Herzog), que aborda el tema de Hanussen desde la óptica de otro gran director.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada