jueves, 2 de junio de 2011

Cine con sazón


La comida es uno de los grandes placeres que nos puede dar la vida. Y el cine, aunque solo dispone de la vista y el oído de sus espectadores, ha abordado el tema porque quien cocina es, ante todo, un artista del gusto. Durante el mes de mayo el cine club de Casa de los Pérez Meza presentó el ciclo 'Cine con Sazón', basado en películas que celebran el don de los buenos cocineros y el goce de degustar los alimentos.










El punto de partida fue el film La Cena de Ettore Scola. Se trata de una película de difícil puesta en escena y complejo guión pues el hilo conductor de la trama es un restaurante. Simultáneamente sencilla y profunda, aborda el interior de los múltiples personajes que llegan a cenar, cada uno con sus problemas particulares.







En contraste con esta oda a la vida cotidiana, el siguiente film fue, a juicio de los asistentes, como un cuento de hadas donde todos los personajes y el fin de la historia son predecibles. Sin embargo reconocieron en Chocolate una bella película que aborda temas como la represión, la intolerancia y el papel liberador del placer. Por supuesto que este placer es el chocolate, preparado por una mujer de ascendencia maya que abre su chocolatería en un pueblo donde se desprecia la tentación.






Más profunda en su planteamiento aunque con un trazo parecido a Chocolate, es El Festín de Babette, donde una comunidad religiosa estricta y austera, acuerda no mostrar satisfacción ante la cena francesa que se ve obligada a aceptar. La película permite reflexionar sobre temas como la felicidad, el alma del artista y la espiritualidad.






Y después de admirar las soberbias actuaciones de las francesas Fanny Ardant, Juliette Binoche y Stephane Audran en películas europeas, el ciclo culminó con dos films estadouidenses: Entre Copas, recorrido iniciático por los placeres del vino tinto; y Julie & Julia (quizá la única joyita de Nora Ephron), rescatable por su falta de pretensión artística, por la actuación de Meryl Streep y porque ofrece un panorama de lo que significa la cocina francesa para algunos norteamericanos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada